El tigre del almendro (la Monosteria Unicostata), un simple chinche que le gusta el calor de agosto-septiembre, que cuando más agotado y estresado está el almendro, es cuando más pica, extrayendo de las hojas el escaso jugo del que disponen.Se hospeda durante sus cinco estadios ninfales en el envés de la hoja de la que se alimenta llegando a agotar absolutamente la savia, hasta provocar la defoliación total del árbol. Hasta cuatro generaciones anuales desde mayo a septiembre azotan nuestros almendrales, siendo agosto y septiembre cuando los detectamos visualmente por sus efectos demoledores sobre la masa foliar.
La solución en ecológico:Tratamiento Preventivo: últimos de mayo tratamiento con FERCRISA SILEX + aceite. Tratamiento de choque: jabón potásico o aceite de Nemm + FERCRISA PIREX.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.