Carmen Román, gerente de CRISARA y patrona de la Fundacion Savia por el compromiso y los valores, junto al alcalde de Chirivel, José Torregrosa, ha asistido al acto celebrado en el municipio en el marco de la campaña “Un árbol por cada nacimiento”, una iniciativa puesta en marcha por la Fundación Savia con el objetivo de fomentar la responsabilidad ambiental y la conexión de la sociedad con el territorio. En el caso de Chirivel siete familias, con sus más pequeños, han sido los protagonistas de un evento celebrado en las inmediaciones del parque del Chirivello, un lugar emblemático en la localidad, donde se ha llevado a cabo la plantación de siete olmos con una placa identificativa con el nombre del niño o niña al que a partir de ahora estará vinculado.