Los tratamientos de invierno contra hongos en almendro ecológico son fundamentales, pero el manejo de diversos productos, métodos y épocas de aplicación pueden confundir y generar discrepancias. Entre las distintas versiones las más comunes son las siguientes:
-Aceite y cobre a la caída de la hoja.
-Aceite y cobre a borrón de fruto bien inflado.
-Aceite y cobre con el 5 al 10% de flor abierta.
-Tratamiento con el fruto cuajado y con hojas (abril- mayo)
-Tratamiento con el 30% de flor abierta.
-Utilizar polisulfuro de cal en vez de aceite y cobre.
-Utilizar cobre sin aceite.
Desde nuestra experiencia, opinión constatada con los resultados de distintos ensayos, deducimos que todos los tratamientos son buenos pero en caso de no darlos todos hay ciertas prioridades (teniendo en cuenta también la variedad y su sensibilidad a enfermedades producidas por hongos, por lo que tomaríamos como referencia la más sensible, la Guara). Bajo nuestro punto de vista, para el caso de un solo tratamiento el prioritario sería a fruto cuajado y con hojas (abril-mayo) porque prevenimos el cribado y la mancha ocre que se implanta en esta fecha. En el caso de aplicar dos tratamientos añadiríamos el de borrón hinchado o con un 5-10% de flor abierta, pues prevenimos además la monilia, y para un tercero añadiríamos el de caída de hoja. Para zonas muy atacadas de monilia utilizaríamos el polisulfuro de cal a dosis máxima en caída de la hoja y a borrón inflado, con flores u hojas bajaríamos a la mitad de dosis y nunca mezclaríamos con aceites. Para plantaciones con un índice de hongos tolerable utilizaríamos aceite y cobre a dosis máxima a caída de hoja. A borrón inflado y flor abierta trataríamos con 2,5 litros de oxicloruro de cobre al 50%, bien solo o acompañado de una pequeña dosis de aceite (puede ser unos 5 litros) y para el tratamiento prioritario con hoja (abril- mayo) utilizaríamos un cobre al 3% translaminar. Ante la importancia de estos tratamientos, CRISARA continua realizando ensayos de eficacia en los campos experimentales con los que cuenta en Chirivel, en concreto esta semana se llevarán a cabo aplicaciones con el 30% de flor abierta en Guara, ensayos en los que colaboramos con el Departamento de Investigación de Fruticultura Mediterránea del IFAPA de Córdoba con el objetivo de estudiar y poder determinar la eficacia de diferentes productos ecológicos con efectos fúngicos.