Cerca de 200 agricultores, técnicos y capataces asistieron el jueves a la Jornada de Nuevas Variedades y Técnicas de Cultivo del Almendro organizadas por ALMERIPLANT Y CRISARA en Chirivel, siendo los responsables de ambas empresas, José Antonio Santorromán y Cristóbal Aránega, los encargados de dar la bienvenida y explicar los objetivos de la misma. Unas jornadas inauguradas por el Jefe del Servicio de Agricultura, Ganadería, Industria y Calidad de la Delegación Territorial, José Antonio Aliaga, y la alcaldesa de Chirivel, Emma Sola. El programa contó con dos conferencias impartidas por dos de los más prestigiosos investigadores del Departamento de Transferencia Tecnológica y Asesoramiento Fruticultura del IRTA, el Dr. Xavier Miarnau Prin y Laura Torguet Pomar, en cuyas exposiciones hicieron un análisis sobre las nuevas variedades de almendro y el diseño y manejo de estas nuevas plantaciones.
Por otro lado, los agricultores pudieron informarse con la intervención del director de la OCA-Los Vélez, Juan Ortiz, de las nuevas ayudas a la instalación y modernización de la empresa agraria, así como de las ayudas agroambientales para la Agricultura Ecológica en el marco de la nueva PAC, con la charla de Eduardo Rodríguez, técnico de Ecovalia-CAAE.
Una interesante jornada para todos los asistentes en la que José Antonio Santorromán y Cristóbal Aránega recordaron como el almendro ha pasado de ser un cultivo marginal a ser uno de los más rentables y como ha sido la evolución en estos últimos 25 años desde variedades como el desmayo hasta las más novedosas como la vairo, constantí o marinada. Para el director general de CRISARA, estamos en el “momento almendro” y hasta aquí hemos llegado, según sus palabras, “gracias al sudor de los agricultores y al compromiso de organismos públicos y privados con ayudas a la investigación, poniendo la ciencia al servicio de la agricultura”. En este sentido, comentó, que en estos momentos es necesaria una reconversión que lleve a un mayor crecimiento, “pudiendo pasar de los 300 kg cáscara/ha de media a los 800kg cáscara/ha”. Para conseguir esta “segunda revolución” sería necesario afrontar varios retos por parte del sector que pasa por contar con “plantas de calidad suficientes, patrones adecuados, elección correcta de variedades, un correcto manejo del cultivo, asesoramiento integral al agricultor y erradicación de las almendras amargas”. Es necesario ahora más que nunca “llevar entre todos la materia gris y la innovación al sitio donde el agricultor rentabilice al máximo su esfuerzo y seguir contando con la implicación necesaria de investigadores y empresas como Almeriplant”, comentó Aránega.
Tras la intervención de los asistentes en la charla-coloquio, la jornada finalizó con el acto de clausura, a cargo de Emma Sola, alcaldesa de Chirivel.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.