CRISARA en colaboración con el IRTA de Lérida ha puesto en marcha un nuevo ensayo de almendro en alta densidad en Castilla la Mancha. Se trata del IRTA-1, un portainjerto equilibrado que regula muy bien el vigor de la variedad parar el superintensivo en almendro, obtenido y desarrollado por el Centro de Investigación IRTA. En colaboración con nuestra delegación en la zona, PRUNOTEC, el proyecto se ha iniciado este miércoles en pleno corazón de la Mancha, una tierra elegida por CRISARA valorando el enorme potencial que tiene para la futura producción de almendra en España. La plantación cuenta con 1.300 plantas de tres variedades protegidas (vairo, marinada y penta) injertadas sobre el nuevo portainjerto y plantadas a un marco de 1m x 3m. El objetivo es poner a disposición de agricultores y técnicos un nuevo campo experimental y demostrativo.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.