Ante el gran diferencial de precios, en el que la almendra ecológica duplica a la convencional, zonas de grandes recursos hídricos y alta densidad y productividad en almendro se interesan por el modelo ecológico de CRISARA. En este sentido, en la última semana hemos recibido visitas de Portugal, Francia, Extremadura, Córdoba y Sevilla.