Floración del almendro y tratamientos fúngicos

Home/Actualidad Crisara/Floración del almendro y tratamientos fúngicos

Floración del almendro y tratamientos fúngicos

La floración de los almendros se aproxima y según las observaciones que venimos haciendo desde CRISARA en los últimos años, cuando mayor número de botones florales encontramos fosilizados en variedades tardías debido a la Monilia es desde últimos de febrero hasta mediados de marzo, por lo que podemos determinar que uno de los mejores momentos para tratar con aceite y cobre contra Monilla es con el borrón bien inflado, incluso hasta con un 5% aproximadamente de flores abiertas. En ciertas variedades sensibles a Mancha Ocre y Cribado es fundamental tratar de nuevo sobre el 20 de abril con un producto fungicida traslaminar o sistémico tipo gluconato y, si además hemos tratado anteriormente con un polisulfuro de cal o sulfato cuprocalcico a la caída de la hoja, tendremos una protección total, tanto en convencional como en ecológico.

Las temperaturas de la esta semana retrasarán las flores en nuestras comarcas más frías, por lo que se prevé que la floración tardía tipo Guara, Laurane o Constantí se produzca entre los primeros de marzo, extendiéndose hasta el día 20 aproximadamente. Para esas fechas los pronósticos son buenos, las temperaturas máximas previstas de entre 15- 19 ºC y la ausencia de lluvias son condiciones adecuadas para facilitar la polinización, para no tener problemas de hongos y también para un rápido desarrollo de las flores, por lo que se pronostica buen cuajado de frutos.
En el momento de plena floración se recomienda dejar descansar el árbol, no podar aunque sí se puede deschuponar y, por supuesto, no labrar, de lo contrario tendremos gran cantidad de aborto floral.

Por otro lado, en cuanto a datos de mercado las noticias son muy buenas, el consumo de la almendra sigue creciendo posicionándose como segundo producto más saludable de la dieta mediterránea junto a las manzanas, se incrementa un 9% el consumo con respecto al año anterior, sigue creciendo el consumo doméstico y además la industria tira fuerte del producto con nuevos derivados: la crema y el aceite de almendra, la leche y el yogurt, los productos cosméticos y productos de diseño energéticos para deportistas, etc., todo ello son apuestas ya consolidadas y en pleno crecimiento y expansión.

En este sentido podemos decir que con los precios actuales, considerados de equilibrio, el mercado absorbe toda la producción, el incremento de consumo garantiza los precios con el aumento previsto de producción y existe una gran demanda de almendra ecológica que marcará un diferencial superior con la convencional y al alza en el precio. Por último, cabe destacar que España está haciendo marca con la almendra ecológica, lo que está ayudando mucho a poner en valor toda la almendra mediterránea.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.