Un equipo técnico de CRISARA participa esta semana en un proyecto piloto en Ibiza con la plantación de una finca de almendros, “la plantación más masiva” de las últimas décadas en la isla, según sus promotores. El objetivo es revitalizar una agricultura abandonada y olvidada en la zona siendo, sin embargo, un recurso con mucho potencial que durante mucho tiempo ha permanecido aletargado. Este proyecto ha despertado gran interés entre la población que ve en esta iniciativa la oportunidad de diversificar economía, recuperando el valor cultural, medioambiental y social de sus antepasados con un producto y un modelo de agricultura sostenible que se complementa perfectamente con su turismo de alto standing como el de Ibiza. Un proyecto piloto que puede convertirse en un ejemplo para otros, en un faro para la agricultura ibicenca. https://amp.diariodeibiza.es/…/800-nuevos-alme…/1110911.html