Nuestro campo experimental de gestión de alta densidad con bajo consumo hídrico de almendro se encuentra estos días en plena floración, se trata de una plantación realizada por CRISARA en Chirivel (Almería) en febrero de 2017 sobre una superficie de una hectárea en ecológico y con la aplicación de un riego deficitario controlado en la que el primer año se aplicó unos300 m3/ha, el segundo 500 m3/ha y posteriormente unos 600 m3/ha, estando previsto llegar hasta un máximo de 1.000 m3/ha. En este campo de experimentación CRISARA pretende comprobar el comportamiento agronómico de la planta y la producción con la máxima optimización del uso del agua y para ello ajustamos las dotaciones a los momentos claves de necesidad vital de la planta y lo acompañamos con varios pases de cultivador para complementar. También pretendemos regular el déficit hídrico con la aplicación de distintos tipos de poda, así como medir la producción, longevidad y la sanidad vegetal de las plantas de las distintas variedades. En este sentido, se han aplicado técnicas de poda como el recorte lateral a doble cara con copa libre, el recorte lateral con recorte de copas tipo seto, el recorte de varios pisos con un eje abierto y recortes con un doble eje. Las densidades de plantación son 1,5 x 4 y 2 x 4 y las variedades sobre las que se están aplicando los diversos modelos de gestión son Vairo, Soleta, Constantí y Avijor.