Ante la actual situación de caída de precios generada principalmente por dos causas puntuales: la buena polinización en EEUU con un aumento de la cosecha en torno a un 10% y una caída del consumo de un 15% provocado por la devaluación de la moneda de hasta un 30% en algunos países consumidores, la almendra española es la que más resiste, devaluándose un 30% frente al 56% de la americana, siendo la ecológica la única que aguanta esta crisis con una caída de tan solo un 12%.
El reconocimiento de la almendra española a pesar de la presencia de amargas, es un hecho evidente, significativo y distintivo de calidad y por supuesto la bandera de la ecológica no nos la quita nadie. Por la presente los 4,24 € de la almendra americana en destino, tiene una parte positiva y es que se generaran nuevos consumidores con arreglo a ese poder adquisitivo y sin duda subirá el consumo. El futuro de la almendra española se aborda con optimismo por diversos expertos del sector a la vista de los datos analizados, puesto que España se posiciona como proveedor preferente para la exportación a Europa, quién además de la que le exportamos, importa 170.000 tm de procedencia americana. Por otro lado, tampoco es un tema preocupante el incremento de las 60.000 nuevas has. que en los próximos 10 años entraran en producción puesto que actualmente España también importa de EEUU unas 84.000 tm, cifra que está por encima de su actual producción, que ronda las 65.000 tm. Estos datos se manejaban y se analizaban el pasado viernes en Zamoranos (Córdoba) con motivo del ll Encuentro Nacional de la Almendra, organizado por Almendrave al que asistió Cristóbal Aránega, director general de CRISARA, junto a una amplia representación del sector productor, industrial y comercializador a nivel nacional y en el que, además, se impartieron ponencias por reconocidos investigadores del sector de la nutrición, la tecnología y la mejora genética, entre otros. Un encuentro y amplio debate que sin duda ha servido para ayudarnos a conocer y a mejorar la excelencia de nuestro producto, llegando a la conclusión de que tenemos que cuidar más la oferta de un producto excelente de mucha calidad y desarrollar estrategias para el futuro en la línea de producto industrializado, trasformado y procesado, mejorando la tecnología, erradicando las amargas y potenciando más nuestro principal caballo de batalla que es la Agricultura Ecológica.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.