Protocolo de actuación para la correcta plantación de almendro a raíz desnuda

Home/Blog, News Crisara, Several/Protocolo de actuación para la correcta plantación de almendro a raíz desnuda

Protocolo de actuación para la correcta plantación de almendro a raíz desnuda

En estas fechas son muchas las personas que están pensando en hacer su plantación de almendros, siendo el mes de diciembre y enero los meses idóneos para hacerlo cuando se trata de planta a raíz desnuda. En estos momentos se está apostando por este cultivo en muchos lugares de España donde no se había plantado almendros hasta la fecha y son muchas las dudas que surgen al respecto, siendo necesario un correcto asesoramiento para una buena plantación. Es por ello que desde CRISARA queremos compartir un protocolo de actuación con unas sencillas pero necesarias pautas a seguir por parte del agricultor.

RECEPCIÓN Y MANTENIMIENTO DE LAS PLANTAS

1-Es importante que la planta se adquiera en la fecha que se garantice la completa parada vegetativa. Esta fecha dependerá del lugar en el que se produzca la planta, siendo la más habitual entre los meses de diciembre y enero.

2-Usted debe asegurarse que la planta recién arrancada esté debidamente protegida, siendo recomendable que no haya sido conservada en cámaras frigoríficas ni tratadas con ningún producto. Las raíces de las plantas es conveniente que estén protegidas mediante un envoltorio de plástico y debidamente hidratadas. Es necesario almacenarlas en un local cerrado y siempre a la sombra, colocando los paquetes preferentemente de pie.

3-Si se retrasa la plantación más de 15 días es aconsejable añadir sobre 2 litros de agua por la parte superior del plástico para que permanezcan hidratadas las raíces, al mismo tiempo que rociamos las partes aéreas para hidratar igualmente la madera.

PROCEDIMIENTO DE PLANTACIÓN

4-Los paquetes de  plantas se abrirán solamente en el momento de ser plantados evitando así el aireamiento y desecación de raíces, debiendo permanecer el resto cerrado y a la sombra aunque estén el  campo.

5-Plantar evitando tocar el sistema radicular de la planta, bajo ningún concepto recortar, romper o producir heridas que puedan ser focos de infección de hongos.

6-El sistema de plantación debe ser acorde con el sistema radicular, no debiendo quedar estas desorientadas, oprimidas o deterioradas, debiendo ser siempre el alojamiento  proporcional con el tamaño y  volumen de la raíz.

7-El punto de injerto debe quedar al descubierto, pues el portainjerto puede ser resistente a hongos y la variedad no tiene por qué  serlo.

8-Una vez plantada se recomienda, pisar o  presionar la tierra del alrededor para compactar, fijar el árbol y sacar cámaras de aire.

9-Tras la plantación se aconseja realizar un riego de asentamiento  debiendo aplicar entre 20 y 50 litros por planta.

10-Una vez oreado el riego aporcar para evitar agrietamiento y evapotranspiración del agua.

11-Por último, se recomienda cortar a la altura adecuada para formar las cruces, la altura debe ser justamente la necesaria  adaptada a la mecanización y los métodos de recolección, generalmente entre  80 o 90  cm. es suficiente. Hay que tener en cuenta que cuanto más alto formemos las cruces más esqueleto tenemos que mantener en el futuro árbol, menos vigor conseguiremos y es más vulnerable será al viento.

Leave A Comment